Qué es un armario cápsula y cómo crear uno para ir a trabajar

6th Sep 2017 / By Cris M.

 

Seguro que has oído hablar del concepto ‘armario cápsula’, pero… ¿Qué es el armario cápsula? Se trata de una selección de prendas básicas, que nunca pasan de moda y que siempre podremos combinar con otras más de tendencia para crear looks totalmente actuales.

Podríamos decir que un armario cápsula es como un gran fondo de armario, en el que puedes dar uso a toda la ropa a lo largo de la temporada. Además, este concepto minimalista simplificará tu vida a la hora de vestirte cada día.

“¿Qué me pongo?” Seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta, y se nos ocurren 4 opciones para responderla:

– Tienes tu armario lleno de prendas que no van con tu estilo.
– No has comprado de forma coherente y tu ropa no combina entre sí.
– En realidad no sabes qué tienes en tu armario.
– Un lunes a las 7 de la mañana no es el mejor momento para ser creativa a la hora de elaborar un look…

¡Crea ahora tu propio armario cápsula y siempre tendrás algo que ponerte para ir a trabajar! Hoy te enseñamos cómo hacerlo siguiendo 6 sencillos consejos.

 

1. Compra de forma lógica

Antes de comprar una prenda, hazte las siguientes preguntas. Las respuestas te ayudarán a decidir si se trata o no de una buena adquisición…

– ¿Me sienta bien?
– ¿Encaja con mi estilo?
– ¿Lo puedo combinar con otras prendas de mi armario?
– ¿Tengo ya algo parecido?

2. Invierte en prendas clave

La idea es tener 30 o 40 prendas combinables entre sí, con las que puedas crear infinitos conjuntos; de esta manera conseguirás un armario que cubra todas tus necesidades. Puesto que estamos pensando en prendas atemporales a las que vamos a dar mucho uso, invertir en básicos de buena calidad hará que te duren mucho más tiempo en perfecto estado.

3. Hazle un “detox” a tu armario

Abre tu armario, mira todas las prendas que tienes, pruébatelas… ¿Van realmente con tu estilo? ¿Cubren tus necesidades? Si la respuesta es no, deja de almacenar cosas que ya no te vas a poner: ¡es hora de eliminarlas!

 

4. Define una paleta de colores

Elige 3 o 4 colores que sean acordes a tu estilo y que combinen entre sí, de esta manera todas las prendas de tu armario de trabajo irán bien unas con otras. También puedes añadir, de manera puntual, algunas prendas en colores o estampados más arriesgados, pero siempre asegurándote que combinarán con la gama de colores que elegiste previamente.

La selección de colores principales es cosa tuya, pero aquí te proponemos algunas combinaciones a modo de ejemplo:

Negro + Blanco + Gris
Negro + Beige + Camel
Gris + Granate + Blanco
Negro + Blanco + Granate + Beige
Negro + Blanco + Gris + Granate

5. Haz listas

¡Las listas pueden ser de gran ayuda! Por ejemplo, si un conjunto te funciona, apúntalo para repetirlo en otras ocasiones. Si encuentras inspiración al ver un look por la calle, en una revista o un blog de moda, y crees que puedes replicarlo con las prendas de tu armario, toma nota para que no se te olvide ponerlo en práctica.

También puedes apuntar en una lista las prendas que echas en falta en tu armario y llevarla contigo cuando vayas de compras, así evitarás comprar prendas que realmente no necesitas.

6. Prepara los conjuntos con antelación

Para evitar pasar 15 minutos por la mañana delante del armario sin saber qué ponerte, dedica un rato a la semana a preparar los conjuntos para los próximos días. De esta forma no llevarás siempre lo mismo, serás más creativa y evitarás salir de casa con esa sensación de “¿por qué me he puesto esto?”.

Otra opción es crear combinaciones que nunca te fallen y recurrir a ellas cuando realmente no estés nada inspirada.

 

**********

 

Y ahora que ya te sabes la teoría, ¡pasemos a la práctica! Hemos preparado 3 conjuntos perfectos para ir a trabajar. Jugando con estos mismos elementos, puedes ir variando los detalles para crear tus propias propuestas.

 

Conjunto 1: Trench + Vestido negro + Zapatos de tacón

 

La opción 1 está formada por un vestido negro de manga francesa, zapatos de tacón metalizado (para dar un toque especial) y una gabardina en color camel.

 

Conjunto 2: Blusa blanca + Pantalones negros + Botines

 

Este conjunto es uno de esos básicos que nunca fallan: blusa o camisa blanca, pantalones ajustados negros (en este caso de efecto piel) y unos botines; hemos elegido este modelo de botines con tachuelas para seguir con la dinámina ‘rock’ de los pantalones.

 

Conjunto 3: Vestido + Mocasines + Bolso con asas

 

La opción vestido suelto + zapatos planos es siempre una buena idea y un básico para el día a día. En este caso combinamos un vestido en rojo oscuro con loafers y un bolso grande con cadenas.

 

¿Necesitas más inspiración para tus conjunto de trabajo/oficina? ¡Descubre nuestra selección de looks working girl!
Y no olvides compartir tus looks con nosotros a través de Facebook o Instagram con el hashtag #JustFabStyle.

Deja tu comentario
0 comments
Posts Relacionados